Suman 120 mil 102 casos confirmados de Covid-19 y todas las entidades están en riesgo máximo de contagio, aunque el número diario de contagios fue menor que el día anterior, así como la cifra de hospitalizaciones por complicaciones, señaló Hugo López Gatell, subsecretario de Salud.

Al momento, solo ciertas actividades pueden reanudarse, como aforos de 25% en parques, así como 50% en supermercados, servicios a domicilio y deportes a puerta cerrada. Aún no pueden operar gimnasios, iglesias, bares y centros comerciales.

Del acumulado, 18 mil 416 corresponden a la epidemia activa, concentrada en su mayoría en la Ciudad y el Estado de México, con 3 mil 973 y 2 mil 153 casos respectivamente, Jalisco tiene mil 102, Tabasco 998 y Guanajuato con 859. 

Se han registrado 14 mil 53 defunciones, en su mayoría presentes también en la zona del Valle de México, así como en los estados de Baja California, Veracruz y Sinaloa. Además, hay otras mil 284 muertes sospechosas. 

La edad media de los decesos es de 61 años, mientras las principales comorbilidades son hipertensión, diabetes, obesidad y tabaquismo. 

La ocupación de camas de hospitalización general es del 46 por ciento, y están disponibles otras 12 mil 318. El Estado de México tiene la mayor ocupación de camas para casos graves que requieren ventilador, con el 32 %.

Con respecto a las diferentes predicciones realizadas a lo largo de la epidemia para el país, López-Gatell señaló que a partir del 27 de febrero se comenzaron a informar los escenarios, tomando el punto intermedio. Sin embargo, mencionó que fenómenos como el Covid-19 dependen de muchas variables y no pueden ser precalculados con exactitud, por lo que los números estimados no son una “garantía o promesa”.

Reiteró que, por ahora, no hay un tratamiento fijo ni existe una manera de aniquilar el virus, pero hay dos modalidades de manejo médico. Para casos leves se recomienda reposo, hidratación, por lo que el sistema inmune se encargará de eliminar la enfermedad. Quienes presentan complicaciones debido a padecimientos de riesgo, deben acudir tempranamente a valoración médica y pueden requerir atención hospitalaria, con hidratación intravenosa y oxigenación. No se recomienda el uso de antibióticos y solo en consumo de medicamentos para controlar la fiebre.