Un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard, basado en los patrones de tráfico de los centros de salud y las consultas en buscadores en línea, sugiere que el coronavirus pudo comenzar a expandirse en China desde agosto de 2019, meses antes del reconocimiento oficial del brote. 

Los autores del trabajo, que aún no ha sido revisado por pares, analizaron imágenes satelitales de estacionamientos hospitalarios en la ciudad de Wuhan, donde fue identificado el primer caso de covid-19 a fines del pasado mes de diciembre, obtenidas entre el 9 de enero de 2018 y el 30 de abril de 2020.

De esta manera, observaron un marcado incremento en la cantidad de transporte aparcado frente a los centros médicos a partir de agosto del año pasado. Esta tendencia alcanzó su pico máximo en diciembre de 2019.

Por otra parte, el análisis de los datos en el motor de búsqueda Baidu indica que tres semanas antes de confirmarse oficialmente el primer caso de contagio los usuarios comenzaron a introducir las palabras 'tos' y diarrea', dos síntomas asociados con el Covid-19.

"El incrementado tráfico hospitalario y los datos de búsqueda de síntomas en Wuhan precedieron el comienzo documentado de la pandemia del SARS-CoV-2 en diciembre de 2019", expresaron los investigadores, según cita Reuters.

Concluyeron que, si bien la relación directa entre estos resultados y el coronavirus no está confirmada, los mismos apoyan las hipótesis de que el brote comenzó antes de que el patógeno fuese identificado en el mercado de mariscos de Huanan en Wuhan.

A su vez, la portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, desestimó este martes el reciente estudio: "Creo que es ridículo, increíblemente ridículo, sacar estas conclusiones basadas en observaciones superficiales, tales como el volumen de tráfico", señaló.

Con información de RT.