Actualmente existen varias formas de prevenir la propagación del Coronavirus (COVID-19), de las cuales, una que es impresindible es la limpieza personal antes de ingresar al hogar y desinfectar todos los artículos de uso diario.

El epidemiólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, Antonio Mayoral Ortiz.

El especialista aseguró que la manera más sencilla de limpiar y desinfectar los objetos en el hogar es mediante el uso de cloro u otro producto sanitizante que contenga alcohol, esto para garantizar la eliminación de cualquier bacteria o virus que se puedan encontrar en los objetos o superficies.

El riesgo existe principalmente al encontrarse fuera de casa, pero hay personas que por necesidad no pueden cumplir con la cuarentena, por ello se les recomienda tomar las medidas básicas para evitar riesgos innecesarios y poner en peligro a los demás integrantes de la familia.

Se debe evitar el uso de relojes, bolsos grandes, joyería, bufandas, e incluso suéteres o chamarras, esto debido a que mientras menos artículos portemos, más fácil será nuestra desinfección personal, además de recordar que el Covid-19 se adhiere y se mantiene activo en superficies por un tiempo variable.

Además, es importante recordar que los hábitos que adoptemos ahora serán el método ideal para mantener nuestra salud y convivir con el coronavirus en nuestra vida cotidiana; “si nos cuidamos hoy, tendremos un mejor futuro”.

Mayoral Ortiz agregó que, en la calle, al caminar, se adhiere mucha suciedad a las suelas de los zapatos, desinfectarlos constantemente y antes de entrar a cualquier espacio, disminuirá la contaminación en los suelos, tapetes o alfombras. Si es posible asignar un espacio especial para dejar los zapatos y contar con otro calzado exclusivo para estar dentro del hogar.

Invitó a toda la población a seguir con puntualidad cada una de las indicaciones que realice la Secretaría de Salud (SSA). Recomendó quedarse en casa si es posible, guardar la sana distancia, el lavado correcto de manos, no tocarse la cara y mantener nuestros hogares limpios y ventilados, son algunas de las recomendaciones para evitar incluso la necesidad de hospitalización y con ello la saturación de las unidades médicas