Sin pretextos, todos los parques y jardines del Ayuntamiento permanecerán cerrados hasta que el semáforo deje de estar en rojo, advirtió la titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Beatriz Martínez Carreño, al acentuar que la administración municipal no quiere generar contagios masivos de Covid-19. 

Refrendó que hasta el momento no hay ninguna autorización para realizar actividades al aire libre en la Angelópolis. 

Precisó que los cinco parques públicos: Parque Juárez, Amalucan, Chapulco, Ojo de Agua Agua Santa y La Calera, donde miles de visitantes asistían a realizar actividades recreativas permanecerán cerrados hasta nuevo aviso. 

Anunció que envió un oficio al Comité Especial para la Atención de la Contingencia Sanitaria, para que se encargue de autorizar la reactivación de esas áreas, conforme lo indiquen las determinaciones de la Federal y estatal.

Bajo ese panorama, priorizó que está en contacto con la alcaldesa, Claudia Rivera Vivanco, y con el secretario de Protección Civil y Gestión de Riesgos, Gustavo Ariza, quienes encabezan el comité para que en su momento avalen el comienzo de actividades en las áreas recreativas que la gestión tiene bajo su resguardo. 

Recordó que en este momento el pico de contagios por Covid-19 está en lo más alto en la capital del estado, situación que imposibilita la actividad deportiva o para caminar. 

En cuanto se defina una fecha para regresar a las actividades, insistió, se dará a conocer el regreso, pero por el momento no será así. 

Precisó que es parte de la responsabilidad del Ayuntamiento mantener estas restricciones para salvaguardar la integridad de los ciudadanos, y evitar riesgos de contagios por un aumento en la actividad cotidiana.

Estimó que La Calera, Parque Juárez, Ojo de Agua de Agua Santa, Amalucan y Chapulco, están preparados para mantener todos los protocolos sanitarios para un regreso paulatino de las actividades con la nueva normalidad y se vigilará se guarde la sana distancia.