La empresa Comercializadora y Mantenimiento Industrial Jamar S.A. de C.V., fue denunciada por al menos mil doctoras que acusaron haber sido defraudadas en la compra de 35 mil cubrebocas que nunca recibieron, pese a haber dado el 50 por ciento del costo total como anticipo. 

A finales de marzo, integrantes de Mamás Doctoras A.C. se organizaron para comprar por sus propios medios los insumos necesarios para realizar su labor sin ponerse en riesgo de contagio por coronavirus. Encontraron entonces al proveedor que les ofreció mascarillas N95 en 44 pesos por unidad, frente a los 200 pesos que cada una costaba en el mercado, por lo que encargaron 35 mil piezas, las cuales debían ser entregadas el pasado 27 de abril, a la fecha no han sido entregadas. 

Al respecto, las médicas dijeron sentirse frustradas por la pérdida económica, pues lamentaron que al menos tres integrantes de la asociación hayan perecido a causa de covid-19 mientras esperaban el material de protección. 

El fraude afectó a doctoras de todo el país, quienes destinaron cerca de mil 358 pesos para comprar su propio equipo de protección, incluso este hecho golpeó a mexicanas en el extranjero que integran la asociación. 

Al respecto, el abogado Antonio Juárez Navarro, que es quien lleva el caso, tiene documentados cuatro contagios entre las doctoras compradoras, por lo que ya están en la búsqueda de Eliseo Gabriel Salinas Treviño, dueño de la empresa vendedora, para que sea acusado de fraude y también por lesiones y homicidio culposo.