El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que su gobierno no se dejará intimidar y actuará para evitar atentados, luego de que la víspera el secretario de Seguridad Ciudadana de la capital mexicana resultó herido en un ataque.

En un mensaje en video, López Obrador señaló que existe una frontera entre la autoridad y los delincuentes, por lo que su gobierno actuará sin hacer un acuerdo con la delincuencia organizada ni tampoco declarar la guerra a nadie.

"No nos vamos a dejar intimidar. Aquí es muy importante que quede claro, nosotros no vamos a declararle la guerra a nadie, nosotros no vamos a usar esas balandronadas (...) pero sí vamos a actuar y evitar que se cometan estos atentados y no vamos a hacer ningún acuerdo con la delincuencia organizada, como era antes", indicó.

Este viernes, Omar García Harfuch sufrió heridas en un hombro, clavícula y rodilla cuando un comando de hombres disparó fusiles de asalto contra su camioneta blindada tras cerrarle el paso con un vehículo de carga.

El atentado, que dejó tres personas fallecidas y cinco heridas, fue atribuido por el propio García Harfuch al Cártel Jalisco Nueva Generación, la organización criminal con mayor expansión en México en la última década.

Las tres víctimas fatales del ataque fueron dos escoltas de García Harfuch y una mujer que viajaba en un automóvil con su familia, según las autoridades.

López Obrador apuntó en su mensaje que el jefe de la Policía de la ciudad había reforzado su seguridad con un vehículo más resistente y apoyo, luego de que por tareas de inteligencia gubernamental se supo previamente de una intención de agresión.

 "Tenemos miedo, como tienen miedo todos los seres humanos, nada más que hay una diferencia importante: no somos cobardes, entonces, vamos hacia adelante a que podamos conseguir la paz y la tranquilidad con justicia", agregó el presidente mexicano.

Autoridades han detenido a 19 personas hasta el momento por el atentado, de las cuales 12 fueron capturadas por policías que respondieron al ataque y las demás en horas posteriores, informó hoy la fiscalía de la Ciudad de México.

Según la institución, las agencias de seguridad han incautado más de 40 armas de fuego, entre ellas cinco fusiles Barret que tienen capacidad de atravesar blindajes, durante acciones y allanamientos como parte de la pesquisa.  

Con información de Xinhua.