La Fiscalía General de la República (FGR) dará a conocer un informe detallado en el que desmentirá la “verdad histórica” sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa ocurrida en septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Esta investigación descartará la llamada "verdad histórica" dada a conocer por la extinta Procuraduría General de la República (PGR) en 2015.

De acuerdo con Excélsior, entre los puntos que tocará el informe es que los estudiantes normalistas de Ayotzinapa fueron víctimas de desaparición forzada, ejecución y después, calcinados en diferentes lugares, desechando por completo la versión de la "verdad histórica" expuesta por la PGR que detalló que los 43 estudiantes fueron asesinados y calcinados en el basurero de Cocula.

En el informe se revelará que los normalistas fueron separados en varios grupos bajo circunstancias que aún se desconocen.

El nuevo informe agrega “informaciones reservadas” que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) entregó a la PGR y que en pleno 2020 hasta ahora no salen a la luz pública.

Las investigaciones de la FGR destacaron que ninguno de los estudiantes desaparecidos entre el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, fueron llevados, ejecutados ni calcinados en el basurero de Cocula, versión que sostuvo el gobierno federal de Enrique Peña Nieto desde el 27 de enero de 2015.

La postura de la FGR, expone que algunos restos óseos, fueron localizados en distintos sitios; estos son independientes de los 114 fragmentos localizados en el basurero de Cocula y el Río San Juan.

Entre los puntos que la nueva investigación se encuentra la segunda ruta de desaparición de los normalistas, ubicada en el Puente del Chipote, punto que fue detallado por la CNDH.

Uno de los puntos que señala la “información reservada" de la CNDH es que se presume otros miembros de la organización criminal de Guerreros Unidos participaron en los hechos.

La nueva investigación del Caso Ayotzinapa atendió algunos puntos que omitió la extinta PGR a partir de su intervención en el Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo conocido como C4, evidenciadas en el trabajo de la CNDH en 2018.

Excélsior expuso que lo único que científicamente está demostrado es que hasta el momento que la FGR emita el resultado de su investigación, es que los 43 normalistas desaparecidos, están muertos y que sus cuerpos fueron incinerados.