Desde el pasado 8 de julio, tiendas departamentales y centros comerciales de la Ciudad de México, reabrieron sus puertas tras permanecer 100 días cerrados, esto por instrucciones del Gobierno de la Ciudad de México, quienes dieron a conocer las medidas de higiene para la reapertura. 

En las entradas de al menos 448 centros comerciales y 263 tiendas, lucían largas filas de persona y trabajadores que buscaban ingresar a los recintos para retomar actividades o para adquirir diferentes productos, esto tras tres meses de la contingencia sanitaria por Covid-19.

A las personas, poco les importó que el semáforo epidemiológico para la capital del país se encontrara en color naranja. Al respecto, diferentes medios de comunicación documentaron algunas declaraciones de la ciudadanía quienes dijeron que con las medidas sanitarias se sentían seguros de ingresar a los recintos a comprar. 

Entre las medidas adoptadas por estos espacios están operando en un horario de 11 a 17 horas, además de tener un aforo máximo del 30% para poder hacer las compras y trabajar. 

En las tiendas ubicadas en el Centro Histórico, se trabaja bajo el esquema de pares y nones, además de seguir las medidas sanitarias.