Bajo la condición de no generar aglomeraciones en los tres sectores del Centro Histórico que se reaperturarán al tráfico vehicular, el encargado de la Secretaría de Gobernación, René Sánchez Galindo dijo que la movilidad en las 60 calles cerradas derivó en la reducción del 50 por ciento de la movilidad peatonal. 

En conferencia de prensa virtual, refrendó que sí se corrobora a través de mediciones el incremento de movilidad, las calles se cerrarán nuevamente. 

La meta en esta contingencia sanitaria Covid-19, indicó, es no aumentar el crecimiento de casos de contagios de Coronavirus y evitar que más personas se puedan enfermar. 

Precisó que las calles que han sido autorizadas al tránsito son Avenida Reforma, desde la 11 Norte-Sur hasta la 3 Norte- Sur, además de los dispositivos dispositivo de la calle 2 Oriente con 2 Norte y 4 Poniente a la 11 Norte, pero no el resto de las calles.

Insistió que la reapertura de ese sector se mantendrá condicionada al cumplimiento de los empresarios de los comercios esenciales cumplan con las medidas sanitarias para su evitar contagios de Coronavirus.

Recordó que al seno de las reuniones con el sector empresarial se planteó retirar las restricciones de movilidad ante el planteamiento de que no se incrementará el índice de las aglomeraciones. 

 

Acentuó que en los cierres de las 80 calles derivó de un estudio que mide la movilidad en el Centro Histórico, desarrollado por la anterior administración en el 2017, entre otras cosas, mide la afluencia de peatones en algunas calles que coinciden con las del dispositivo establecido por de la presente gestión

 

"Así es que encontramos que de los promedios en realidad es un promedio cada día existe una variación, el gobierno previo indica que en la Avenida Reforma de la existencia de 14 mil a 22 mil personas en Avenida Reforma que anda en promedio con el realizado por esta gestión en calles donde existe los dispositivos". 

Ejemplificó que en el caso del dispositivo de la presente administración andában en la mínima de seis mil personas a un máximo de 12 mil peatones, pero hacia acá anda en promedios en los meses que se midieron las semanas comparadas con una semana de 2017 es un 50 por ciento de reducción.  

Además señaló que el estudio se basará en el cambio del semáforo epidemiológico para ir tomando decisiones para el regreso de la nueva normalidad.

Refrendó que durante la reapertura parcial de las calles, los comercios esenciales deberán cumplir todas las medidas sanitarias que ha implementado la Federación para proteger a los clientes, empleados y proveedores de contagios.

Anunció que si la reapertura condicionada, crea una atmósfera de  aglomeraciones inmediatamente se implementarán de nueva cuenta estos dispositivos.

Bajo ese panorama, acentuó que el Ayuntamiento reforzará todos los dispositivos para privilegiar la salud de los ciudadanos y paulatinamente la reactivación con los protocolos de seguridad que se han implementado durante la contingencia sanitaria.