A partir del 10 de julio de 2020, Néstor Camarillo Medina ocupará la presidencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la finalidad es convocar a la elección interna para elegir a los militantes que ocuparán la dirigencia y la secretaría general del partido. 

Previo a su designación, Néstor Camarillo fungió como secretario de Organización del PRI, hasta marzo de 2020, cuando decidió separarse del cargo, pues aseguró que buscaría la dirigencia estatal.

Del periodo de 2014 a 2018, fue presidente municipal de Quecholac, desde donde entregó diferentes apoyos a la ciudadanía, además de la construcción de espacios educativos y unidades deportivas. 

Para las elecciones de 2018, Camarillo Medina compitió por la diputación federal del distrito 4, con cabecera en Ajalpan.

En marzo de 2020, se pronunció para que durante la renovación de la dirigencia, quienes organizan el proceso interno, no cedieran a chantajes y amagos. Agregó que se requiere trabajar para enfrentar las elecciones de 2021.