La construcción de los cuarteles de seguridad, en diferentes regiones del estado, ya no serán necesarios refirió el gobernador, Miguel Barbosa, esto se debe a un cambio en la estrategia de seguridad, la que tiene que ver, entre otras cosas, con la rotación de los elementos policiales cada seis meses con el objetivo de que no se involucren con las bandas delincuenciales.

Reconoció que producto de una nueva estrategia de seguridad, a partir de la llegada de Raciel López Salazar, en la entidad se logró la disminución de diferentes delitos y se han capturado a más de 100 bandas delincuenciales.

“Los cuarteles fue una estrategia que sostuve al arranque de mi gobierno bajo otras condiciones, hoy tengo otra estrategia y está funcionando muy bien, si hay muchos lugares que funcionan bases de la policía estatal que los hemos estado fortaleciendo, mejorando y estamos con mucho mejor equipo, armamento, patrullas y tecnología, no es ya una visión, la visión es la rotación permanente de los policías y no tenerlos tiempo más que un periodo no mayor a seis meses”, dijo el mandatario local.

El jefe del Poder Ejecutivo Estatal destacó que la disminución de la inseguridad en el estado es gracias a la labor que ha realizado su gobierno.

“Conseguimos en Puebla disolver casi 100 bandas, cientos de detenidos, mejoramos enormemente el asunto de la inseguridad, la percepción de la inseguridad”, refirió el gobernador.

A través de la estrategia de seguridad del Gobierno del Estado, la Fiscalía General del Estado (FGE), reportó que durante el primer semestre del año disminuyeron los delitos, pues se abrieron 30 mil 116 carpetas de investigación, esta cifra es baja comparada con el mismo periodo del 2019, cuando se cometieron 39 mil 872 delitos.