Luego de la ampliación del decreto generado por el gobierno estatal para controlar la seguridad del Ayuntamiento por un año, la presidenta de la comisión de Seguridad, Ana Laura Martínez Escobar advirtió que la administración de la entidad carece de facultades para quitar el control.

Además, la regidora morenista, afirma que se mantendrá firme la defensa de la autonomía del municipio como lo establece la Constitución Política de México. 

Precisó que el gobierno municipal no ha bajado la guardia en el combate a la delincuencia, al desarrollar estrategias exitosas para reducir acciones delictivas, capacitación constante de oficiales y el nivel de confianza de los elementos se encuentra por arriba de la media nacional con más de 90 puntos porcentuales.

En conferencia de prensa virtual, señaló que desde el comienzo de la administración realizó un análisis de  fondo del comportamiento delictivo de la metrópoli, acción que permitió eficientar las estrategias que permitieron detonar el programa de vectores de proximidad.

Bajo ese marco, la gestión fortaleció la capacitación a 95 cadetes, además se ha logrado la certificación del 95.7 por ciento de los efectivos, se han graduado 325 nuevos policías y se mantiene un alto nivel de exigencia con el 99.8 por ciento de los exámenes de control de confianza vigentes.

Valoró que el Ayuntamiento aporta el 31.9 por ciento del total de toda la policía existente en la entidad poblana. 

Priorizó que el gobierno municipal no permitirá la intromisión de su par estatal para retirar el control de la seguridad pública, ni la imposición de una delegada en la titularidad de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. 

En tono irónico subrayó de qué se van a hacer cargo si no lo han hecho ni con su propia policía.

Nosotros le otorgamos al estado el 31.8 por ciento de los elementos, de los cuales el 99.8 por ciento están certificados”, refrendó.