Al no existir rangos para calificar los esfuerzos y trabajos extraordinarios generados por el panorama atípico del Covid-19, no se puede evaluar a una administración de los tres órdenes gubernamentales en su primer año de trabajo, priorizó Claudia Rivera Vivanco al referirse al desempeño del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta. 

La alcaldesa advirtió que serán los ciudadanos, quienes emitirán la evaluación de todas las autoridades del gobierno federal, estatal y municipal. 

Pero aclaró que a las autoridades emanadas de la coalición Juntos Haremos Historia liderada por Morena, se califican con rangos diferentes a las derivadas de gobiernos anteriores porque ninguna de ellas puso cara a una pandemia mundial como la del Coronavirus. 

Priorizó que prácticamente en el arranque del 2020, los recursos públicos se tuvieron que reorientar, básicamente desde los últimos días de febrero. 

Ahora, subrayó que a todas las autoridades han vivido y experimentado cosas totalmente atípicas, hoy todas las personas que son parte de gobiernos municipales, estatales y federales tienen y parten de otros parámetros de medición porque ninguna autoridad anterior había padecido situaciones como las que vienen viviendo.  

"La pandemia ha generado esta situación y en esta misma dinámica es que tenemos que evaluarnos y reconocer en qué partes nos toca reforzar, algunas otras y muchas de las acciones no estaban planeadas en ninguna parte del mundo y nos ha correspondido a los que somos autoridad echarlas a andar con un margen de error natural, pero todo en función de generar bienestar a la ciudadanía”, comentó.