Priístas en el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido, iniciaron el proceso para quitar la casona donde alberga las oficinas de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado de Puebla (CNC-Puebla). 

Así lo comprueban documentos en poder de Intolerancia Diario, aunque CNC-Puebla ha enfilado sus reclamos contra el gobierno del estado de Miguel Barbosa, al acusarlo de buscar tomar posesión legal del viejo edificio ubicado en la 2 Sur y 11 Oriente. 

En su conferencia matutina de este viernes, del gobernador Miguel Barbosa consideró que los cenecistas deben “estar bromeando”, cuando pidieron que se les respete la posesión del inmueble, pues se trata de un edificio que es patrimonio y propiedad del estado. 

La casona 

El inmueble, la organización priísta la ocupaba como sede, pero es patrimonio del gobierno estatal, por lo que los reproches deben ir contra dos de sus correligionarios, quienes comenzaron, como funcionarios de la administración interina, el proceso para quitarles la que fue su sede. 

De acuerdo con los documentos, José Luis Márquez Martínez, entonces subsecretario de Gobierno de la Secretaría General de Gobierno (SGG), y Gerardo Mejía Ramírez, director de Bienes Muebles e Inmuebles de esa dependencia, fueron quienes avalaron en julio de 2019 la inspección de ese edificio, ubicado en la 2 Sur 1107 Colonia Centro, Puebla, Puebla. 

Determinar que el edificio se encontraba “deteriorado”, de acuerdo con el procedimiento regular, es el primer paso que luego justificaría que el gobierno del estado recuperara su posesión. 

De cualquier manera, lo hubiera podido realizar la administración estatal, porque el comodato otorgado a la organización campesina en 1980, había fenecido en 1991 y ni los gobiernos del PRI lo refrendaron. 

Pero ese no es el único inmueble en poder de una organización del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al que estos dos priístas ordenaron supervisar, para luego proceder a su recuperación, sino que el mismo procedimiento se determinó sobre el que se encuentra en la Calle 9 Oriente Número 14, en donde se encuentra la sede estatal de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP). 

Paradójicamente, antes de ser funcionario del gobierno interino, José Luis Márquez Martínez fue el dirigente estatal de esa organización. 

La tarde de este viernes, con una convocatoria de apenas unas 20 personas, la diputada local Josefina Hernández, dirigente estatal de la CNC, acompañada por el dirigente de la CNOP local, Eleazar Hernández, realizó un Facebook Live, en el que acusó que “el edificio de los campesinos ha sido tomado”. 

Dijo que buscó comunicación con Casa Aguayo, pero nunca obtuvo respuesta ni un comunicado respecto de lo que iba a suceder con el edificio. 

La legisladora local dijo que “estamos molestos los campesinos y las campesinas de Puebla, dado que “consideramos una decisión arbitraria contra el cenecismo… y contra quienes integran la CNOP”

Josefina Hernández dijo que “la policía los tiene rodeados” y que es un “exceso” del gobierno del estado, al quitarles el inmueble, pero en la transmisión apenas se veía, a lo lejos una patrulla de la Policía Municipal, aunque el ´dirigente de la CNOP dijo que les estaban “cortando cartucho”. 

Los dimes y diretes 

El diputado Javier Casique Zárate, acusó al gobernador Miguel Barbosa de querer tomar ventaja política al recurrir a argucias legales. 

“No es más que la desesperación del @Gob_Puebla  y de @MorenaEnPuebla por ganar las elecciones. Rechazo el acoso a la @cncpuebla y a la @PueblaCNOP, mi solidaridad y apoyo incondicional @PRIDePuebla”. 

Pero en respuesta, el gobierno del estado contestó al legislador tricolor: “La notificación que hicimos desde esta administración estatal para que la @cncpuebla regrese el edificio que ha ocupado por más de 20 años, permitirá que las y los poblanos cuenten con espacios para su atención y se deje de favorecer a organizaciones políticas”. 

“Los Cenecistas no fuimos notificados de la accion arbitraria de despojo del inmueble,el cual ha sido ocupado por [email protected] desde noviembre de 1980, mediante la entrega física que hizo el entonces Gobernador Alfredo Toxqui Fernández de Lara”, contestó la CNC Puebla en un tuit. 

Nuevamente la respuesta de la administración estatal fue tajante: “Esta organización ocupó ilegalmente un edificio propiedad del gobierno del estado, en perjuicio del patrimonio estatal. Además, la vigencia para ocupar las instalaciones concluyó el 31 de enero de 2017”. 

Al los dimes y diretes tuiteros se sumó el presidente del Congreso del Estado, Gabriel Biestro Medinilla: “Ya el PRI vivió muchas décadas del dinero del Pueblo, creo que ya es momento de poner en orden las cosas y que las organizaciones priístas no se aprovechen más del presupuesto que pone la ciudadanía. No es acoso, más bien justicia”.