El priìsta Valentín Meneses Rojas, levantó la mano como aspirante a la presidencia municipal de la capital, e indicó que los números que tiene le son favorables, una vez que el PAN va a la baja, mientras MORENA ha decepcionado a los ciudadanos por su forma de gobernar.

En entrevista quien fuera secretario de Gobernación, diputado local, indicó que no negará una relación de amistad con el ex gobernador Mario Marín Torres, pero se trata de dos vidas diferentes, y después de 10 años volverá a la política.

Comentó que de acuerdo a los números que tiene, cuenta el PRI tiene posibilidades de recuperar la presidencia municipal de la capital, la cual se perdió hace diez años.

Señaló que lo importante es mantener la unidad en el Partido Revolucionario Institucional para lograr dar la batalla, pero además no cerrarse a las nuevas generaciones que están buscando espacios al interior del partido.

Recordó además que se están gobernando 85 municipios, y lo importante es que no se cometan los errores del pasado, donde se dio la división.

Aclaró que no tiene una obsesión por ser candidato, pero cuenta con la experiencia para poder gobernar una ciudad como la capital.

Advirtió que en el mes de enero de 2011, antes de que el PAN llegara a gobernar la capital, el estado de Puebla, y sobre todo la capital, eran considerados como espacios seguros a nivel nacional, pero la tranquilidad se perdió.