Ante las acusaciones por el presunto desvío de recursos y presuntos actos de corrupción en la administración de Claudia Rivera, el gobernador, Miguel Barbosa, advirtió que la gente es la que al final califica la actuación de los gobiernos, y no solo a ella, sino a los alcaldes poblanos les recomendó planear obras pero tomando en cuenta a los ciudadanos más no confrontarse con ellos.

Lo que advierto es que la gente califica y nos va a calificar a todos, al gobierno federal, estatal, nos va a calificar de todo, el tiempo se pierde, cada día que pasa no se recupera. Si una obra se planea que se planee con la gente, que se planee pagando primero tramitando todos los permisos, cubriendo todos los requisitos, que no se confronte a la gente por una obra, que no se confronte y recordar todos que nos comprometimos a ejercer un gobierno en favor de quienes menos tienen”, dijo el mandatario local.

El jefe del Poder Ejecutivo Estatal señaló que hay deuda con la sociedad, pues en campaña se prometió que los ciudadanos, principalmente de las Juntas Auxiliares y barrios más pobres serían prioridad y en esas zonas es en donde se debe invertir más no en obras de relumbrón.

“Hay mucha deuda social que heredamos de gobiernos anteriores, pero que dijimos que iba a ser nuestra prioridad, en el caso de las ciudades, las colonias, más pobres, las juntas auxiliares, no las obras de relumbrón, no, se trata de que hagamos cosas que permitan tener una sociedad menos inequitativa, combatir la desigualdad en la medida de las posibilidades que tenemos”, dijo.

El gobernador se pronunció porque los 217 presidentes municipales ejerzan sus funciones conforme lo marcan los ordenamientos legales con honestidad, transparencia y rendición de cuentas.