Durante la conferencia matutina de este lunes en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que su administración trabaja en el fortalecimiento de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ante la polémica con los sectores privados energéticos.

En ese sentido, AMLO consideró importante priorizar a las industrias nacionales por encima de las extranjeras. 

“Ni modo que vamos a fortalecer a Iberdrola. A mí me paga el pueblo de México, pero estaban muy mal acostumbrados. Iberdrola se llevó como directiva a la señora (Georgina) Kessel que era secretaria de Energía y como miembro de su consejo de administración a (Felipe) Calderón“.

López Obrador recalcó que el deber del gobierno es “defender el interés público", pues los únicos negocios que deben importarnos son los públicos, por ello, recalcó que su administración va a "defender a Pemex y a CFE".

"Pueden participar las empresas particulares, pero no abusar, no monopolizar”.

Añadió que hay empresas que en el pasado que fueron favorecidos mediante actos de corrupción. 

“Recibieron contratos leoninos y sobornos, así mandaban en México. Tenían a su servicio medios de comunicación: eran amos y señores. Ahora están desconcertados, pero nosotros hacemos lo que dice la constitución“.

A lo largo de su sexenio, AMLO se ha caracterizado por tener diversos conflictos legales que han frenado su política energética, por lo que ha amagado con reformar la  Constitución Mexicana.