El gobernador, Miguel Barbosa, afirmó que la pandemia del Covid-19 está en el peor momento, por lo que es riesgosa la apertura de las actividades no esenciales, pidiendo la comprensión de los ciudadanos para cumplir el decreto de confinamiento hasta el 25 de enero.

El mandatario local afirmó que se ha mantenido diálogo con comerciantes y es el momento de tomar estas medidas, por lo que exhortó a los empresarios formales y a los restauranteros comprender el momento que se vive, para que de esta forma se bajen las cifras de casos positivos de coronavirus.

El mandatario local refirió que abrir un negocio significaría la movilidad de los ciudadanos, “deberán de compartir con nosotros que no es el momento, les digo a los restauranteros y comerciantes (…) mi solidaridad con ellos, diálogo y firmeza en lo que hacemos desde los niveles de gobierno; ha habido mucha más claridad en los niveles de gobierno, seamos consecuentes con lo que está pasado y con las acciones de gobierno".

El mandatario comprendió la necesidad de los comerciantes pero reiteró que abrir significaría un riesgo para los ciudadanos, por lo que está firme el decreto de confinamiento hasta el 25 de enero.