Hasta siete años de prisión propone de sanción el gobierno estatal a quienes comercialicen vacunas contra el Covid-19, cuyas sustancias estén alteradas, contaminadas o sean falsas. Esta propuesta se contiene en la modificación a los artículos 403 y 404 del Código Penal de Puebla, iniciativa que será ingresada al Congreso del Estado el jueves.

En conferencia de prensa, el gobernador, Miguel Barbosa, manifestó que se debe actuar desde los órganos del estado para que los ciudadanos no sean engañados por personas que solo pretendan sacar beneficio económico con pruebas contra el Covid-19 falsas, alteradas y no autorizadas por la Cofepris.

En este orden, el consejero jurídico del gobierno del Estado, Ricardo Velázquez Cruz, informó que se propone la adición de fracciones a los artículos 403 y 404, con el objetivo de sancionar de cinco a siete años de prisión a quienes comercialicen estas vacunas, pero los castigos serán superiores si se tratara de personal médico el que incurra en estas acciones ilegales.

“Aumento a la fracción quinta, 403, aquellas personas que cometan esas conductas se les impondrá de cinco a 7 años de prisión, la presente sanción se incrementará hasta una mitad cuando esto lo cometa un profesional de la salud y con la suspensión de la Cédula Profesional y la Licencia Comercial por 10 años para el derecho de ejercer su profesión y comercio”, cita el artículo 403.

"El contenido de la iniciativa de reforma al Código Penal especifica que se aumenta una fracción al artículo 404, la vigésimo primera que dice: A la persona que venda u ofrezca en venta, comercialice, distribuya o transporte sustancias que se ofrezcan como vacunas contra el virus SARS COv-2 falsificadas, contaminadas o adulteradas, ya sea en establecimientos o en cualquier otro lugar o a quienes entreguen sustancias falsas que no estén autorizadas por la Cofepris o que siendo verdaderas y originales autorizadas no se entreguen y se incrementa”, dijo.

El documento será ingresado el jueves durante la sesión del Congreso del Estado, la que es considerada como prioridad, ante la pandemia que se vive.