Debido a la falta de pruebas analíticas que certifiquen su calidad, 800 mil dosis de la vacuna CoronaVac, de la farmacéutica china Sinovac, las cuales llegaron a México el 27 de febrero pasado, se encuentran detenidas en la Cofepris. 

Al respecto, el titular del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López, declaró el domingo pasado que estaba pendiente que Sinovac entregara diversas pruebas analíticas de los lotes que se enviaron. 

"No se quiso retrasar el embarque, pero ahora está encintando, esperando que se tengan las pruebas analíticas que están por llegar esta semana, en estos días; y una vez que tengamos este lote, se liberarán por parte de Cofepris y se podrán distribuir en un plan que ya se había establecido de distribución a las 32 entidades federativas", destacó. 

Jorge Alcocer, secretario de Salud, explicó que faltaba acondicionamiento del producto, también señaló que las dosis se distribuirían en 623 municipios rurales para vacunar a adultos mayores. 

El acondicionamiento, señala Castañeda, tiene que ver con colocar en cajas o frascos la vacuna para que pueda ser trasladado. 

Fue el fin de semana pasado que el gobierno de México recibió el segundo embarque de 800 mil vacunas contra el Covid-19, por parte de Sinovac. De acuerdo a la Secretaría de Salud, se tienen contempladas 10 millones de dosis de la vacuna china.