El gobernador, Miguel Barbosa, advirtió que se llegará al fondo de las investigaciones en relación a la campaña “AMLO sí, Barbosa no” que se implementó en 2018, pues en este tema se utilizaron presuntamente recursos públicos. Esto al tiempo de pronunciarse a favor de la conformación de un “Frente Ciudadano contra las Campañas Negras”, que sea ciudadano y no conformado por servidores públicos.

El gobernador Barbosa Huerta fue cuestionado en torno al “Frente Ciudadano contra las Campañas Negras” que anunció el equipo electoral de la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, por lo que dijo no estar en desacuerdo con este tema, sin embargo, sus integrantes deben ser ciudadanos probos, honestos, sin relación política, por el contrario, ser amas de casa, universitarios, agrupaciones civiles, pero no un grupo ligado a personajes políticos, menos servidores públicos.

“Estoy a favor de que una mesa ciudadana de hombres y mujeres que no estén metidos en la política, que no busquen candidaturas, que se mueven con intereses en específicos, se le quita la credibilidad a su participación. Que universitarios, amas de casa, que alcen la voz y digan que ya dejen de ofenderse en campañas y a través de las redes”, dijo el mandatario local.

Al abundar con respecto al cuestionamiento dijo que las campañas negras no hacen nada”, como ahora lo acusa Claudia Rivera Vivanco, pues incluso recordó lo que él vivió en 2018 cuando las hubo con robo de urnas, violencia el día de la jornada electoral e impugnaciones ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Y en este tema dijo que aún está pendiente la investigación a fondo de la campaña “AMLO sí, Barbosa no”, en la que estuvo involucrada Violeta Lagunes Viveros, Edgar Moranchel y, de acuerdo con una publicación del pasado lunes en Intolerancia Diario, también Rafael Reynoso Mora.