El juez Juan Pablo Gómez Fierro otorgó una suspensión definitiva a un ciudadano que no podrá ser obligado, de manera indefinida, a entregar sus datos biométricos para el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Panaut). 

La noche del martes, el titular del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones determinó que la medida no perjudicará al interés social.

Gómez Fierro concluyó que la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones, mediante la cual se crea el Panaut, únicamente servirá para compartir datos con autoridades de seguridad en casos de investigaciones criminales, sin embargo, no tiene una consecuencia inmediata en la reducción de la incidencia delictiva.

“Por sí mismo el Panaut no tiene como finalidad constituir un beneficio directo e inmediato para la colectividad, es decir, la implementación de dicho padrón no traerá como consecuencia inmediata, directa y necesaria, la disminución de la incidencia delictiva”, señaló el juzgador. 

En consecuencia de la determinación, el quejoso no será obligado a entregar sus datos personales y biométricos al Panaut y tampoco podrá ser cancelada su línea telefónica móvil por falta de registro de dicha base de datos.