El gobernador, Miguel Barbosa, refirió que se cierra el paso al crimen, luego de la detención de cuatro personas que transportaban 50 kilogramos de marihuana en la colonia Bosques de Amalucan.

El mandatario local reconoció la labor de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP), ya que “la Policía Estatal está deteniendo no a los narcomenudistas sino a los distribuidores de la droga en Puebla y pronto van a  caer los que traen la droga a Puebla, vamos a cerrar las puertas de nuestro estado para que no llegue la droga, pero es una acción mayor entre detener al narcomenudista, que es importante, pero mayor es detener al que distribuye la droga y 50 kilos de mariguana es una cantidad muy grande”, dijo el gobernador.

Los cuatro detenidos, presuntamente, distribuían la droga en el mercado Hidalgo, Central de Abasto, en la capital y en los municipios de Amozoc, Tepeaca, Acajete e Izúcar de Matamoros.

“Esta acción de la Policía Estatal es muy importante por el decomiso que hacen y todo lo que implica esto, lo celebro como tal, la acción misma es reconocible", dijo el gobernador, luego de la captura de los presuntos delincuentes.