El reordenamiento del ambulantaje no se desarrolló al 100 por ciento por la falta de respuesta del Congreso, administración estatal y Fiscalía General del Estado (FGE), además por el Covid-19, advirtió Claudia Rivera Vivanco, al recordar la iniciativa del rediseño de rutas del transporte público, omisión a la serie de denuncias en contra de líderes de vendedores informales y la clausura de obras en el Centro Histórico. 

Además, la a alcaldesa, lamentó, que se atravesara la pandemia por frenar proyectos del sector empresarial para generar nuevas fuentes laborales en beneficio de los vendedores callejeros. 

Precisó que el trabajo de reordenamiento comercial, siempre estuvo acompañado por políticas públicas claras, pero hasta el momento no se ha tenido respuestas de las autoridades de las otras instancias gubernamentales. 

Insistió que la iniciativa generada por el Cabildo para promover un reordenamiento vehicular del transporte público era fundamental para evitar la alta densidad de personas que se concentran en algunas pocas calles del Centro Histórico. 

Subrayó que tampoco la Secretaría de Movilidad de la administración estatal dio respuesta a la petición del reordenamiento de los derroteros del servicio público. 

Consideró que no era necesario que estuviera presente la representación del ayuntamiento porque ya estaba hecha la propuesta sobre cuáles calles eficientarían la movilidad del transporte. 

Bajo esa perspectiva, refrendó que la administración municipal morenista fue la primera en presentar una serie de denuncias penales en contra de algunos líderes de agrupaciones, pero la FGE tampoco ha dado celeridad a los casos.