La sumamente contagiosa variante “Delta” superó a la “Alfa” para convertirse en la cepa dominante en Estados Unidos, de acuerdo con nuevas estimaciones de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

La variante “Delta”, encontrada primero en India y ahora ubicada en más de 100 países, representó el 51.7 por ciento de los nuevos contagios en Estados Unidos en el período de dos semanas concluido el 3 de julio, indicaron los CDC.

Mientras tanto, la proporción de nuevos casos causados por “Alfa”, variante detectada primero en Reino Unido, se ubicaron en apenas 28.7 por ciento en el mismo período, añadieron los CDC.

Funcionarios de salud y expertos advirtieron recientemente que la variante estaba en dominante en Estados Unidos debido a que su predominio en el país se duplica aproximadamente cada dos semanas.

Los funcionarios y expertos temen que la variante pueda causar un repunte de nuevos casos este otoño, lo que afectaría más duramente a la población no vacunada.

Se ha reportado un número creciente de casos en estados con tasas de vacunación más bajas como Alabama, Arkansas, Luisiana y Mississippi, añadieron los CDC.

Aunque la variante “Delta” es muy contagiosa, las investigaciones han mostrado que la mayoría de las vacunas siguen siendo sumamente efectivas para prevenir hospitalizaciones y decesos por causa de la variante.

El martes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió a todos los estadounidenses elegibles vacunarse contra la Covid-19 y enfatizó la importancia de protegerse contra esta cepa.

Un 47.6 por ciento de la población estadounidense está vacunada por completo contra el nuevo coronavirus y el 55.1 por ciento de la población ha recibido al menos una dosis hasta hoy, según datos de los CDC.

Con información de Xinhua.