El caso de los 500 estudiantes de escuelas privadas que viajaron a Cancún por el cierre de curso, se dará por cerrado y los datos sensibles se guardarán para evitar un linchamiento público y mediático a los alumnos, informó el gobernador, Miguel Barbosa.

El último reporte señaló que fueron 62 jóvenes los que se realizaron la muestra de coronavirus y los trabajos de rastreo de las muestras en laboratorios privados continúan para descartar o confirmar la presencia de la variante Delta en Puebla.

Miguel Barbosa señaló que la agencia de viajes proporcionó al gobierno del estado la lista de los alumnos que acudieron de vacaciones a Cancún por lo que las autoridades ya realizan el seguimiento de las personas.