Esta semana se dio a conocer el caso de dos personas: un hombre y una mujer, quienes presuntamente laboraban para la Funeraria St. Thomas y quienes fueron detenidos luego de hacerse pasar presuntamente como elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE), para llevarse el cuerpo sin vida de un masculino del Hospital Angelopolitano.

De acuerdo con los reportes, los hechos ocurrieron durante la noche cuando los trabajadores de la funeraria arribaron al nosocomio ubicado en la colonia Gabriel Pastor.

Con el fin de llevarse el cuerpo, de un hombre quien murió atropellado, la pareja de empleados se hizo pasar por agentes de la FGE y, con ello, no tener problemas con los guardias de seguridad.

Luego de cumplir con todos los trámites y firmar todos los documentos, el personal del hospital les entregó el cadáver para después subirlo a la camioneta perteneciente a la funeraria.

De acuerdo con Puebla Roja, la historia cambió cuando llegaron los verdaderos agentes ministeriales de la Fiscalía de Puebla, quienes  al igual que los empleados del hospital se quedaron sorprendidos ante dicha situación.

Luego de ser descubiertos, la pareja volvió al nosocomio para regresar el cuerpo, momento en el que fueron detenidos por los agentes de la FGE.

La pareja de empleados es investigada por los supuestos delitos de usurpación de funciones y levantamiento de cadáver sin autorización.