En Tehuacán se llevó a cabo un evento especial en el marco de la celebración del Día del Maestro, donde dirigentes de la sección 23 brindaron un festejo para otorgar reconocimientos a los catedráticos con más años de antigüedad.

El coordinador regional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Roberto Pedro Vega Torres, informó que los docentes recibieron sus respectivos estímulos debido a los años que han dedicado a la docencia en la región, catedráticos con 20, 25, 35 y 45 años de laborar en las aulas.

Algunos de los incentivos otorgados fueron medallas, reconocimientos impresos, así como un estímulo económico; también fueron entregados algunos galardones en las siguientes categorías: Maestro con más años en servicio y Maestro jubilado con más años de vida.

Se entregó el reconocimiento al Mérito Sindical, es decir, aquellos que han aportado al SNTE con sus propuestas e iniciativas; también destacó la categoría al Mérito Académico, este último será entregado a los maestros que tengan un mayor nivel de conocimiento comprobable.

Fue Gerardo Portillo Ortega quien recibió el galardón por el Mérito Sindical, mientras que el de Maestro jubilado con más años de antigüedad fue para Juan Flores Malpica; el premio al docente con más años laborando se reconoció en la persona de José López Tapia, y María Teresa Fuentes Sánchez obtuvo el premio por el Mérito Académico.

Vega Torres señaló que son cerca de 4 mil 800 mentores activos los pertenecientes a la región y a la sección 23 del SNTE, mismos que laboran en preescolares, primarias, secundarias generales, técnicas, telesecundarias, educación especial, Centro de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicios (CBTIS), Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) y jubilados.

Las nuevas generaciones

Las conmemoraciones en la actualidad atienden también a las nuevas generaciones de maestros que luchan día a día por actualizarse y superarse, para brindar una educación de calidad.

Para Georgina Mendoza Cano, maestra de nivel primaria, es de suma importancia la trascendencia de desempeñar el rol de docente, pues dijo que los maestros forman vidas futuras para la sociedad.

"La sociedad debe darse cuenta que es un trabajo en equipo y que también es responsabilidad de los padres de familia que, en vez de criticar, deberían ver por la calidad de vida de sus hijos y estar más al pendiente de ellos" expresó.

Consideró que ser maestro incluye ser innovador, preparar a los niños y jóvenes para enfrentar a la sociedad.

"Los invito a seguir con esta formación de vidas, integrándonos al servicio, sobre todo realizándolo de corazón y entrega, no pensando en recibir algo a cambio, sino anteponer la satisfacción de ver a nuestros alumnos crecer en mente y corazón y que verlos mostrándonos sus sonrisas es lo más bello al final de cada jornada", dijo entusiasmada.

Silvia Olivares Castañeda, catedrática universitaria, quien al cuestionarle cuál era la importancia del maestro en una sociedad, dijo que es el eslabón principal y modelo con el cual se rigen los alumnos.

"Ser profesor es una labor muy noble y muy considerable. No lo veo como trabajo, sino como una aportación, me satisface, porque cuando comparto mis conocimientos aprendo de mis alumnos."