Debido a las denuncias de habitantes de las juntas auxiliares de La Resurrección y San Miguel Canoa sobre la contaminación generada por Centros de Acopio de desechos asentados en esta región del municipio, el secretario de Medio Ambiente del municipio, Alejandro Fabre Bandini aseguró que se realizará un operativo conjunto con la procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para supervisar el funcionamiento de estos centros.

El funcionario municipal destacó que en caso de encontrar fuentes contaminantes provenientes de estos lugares se procederá a aplicar sanciones económicas que pueden alcanzar hasta los 5 mil días de salario mínimo o en su caso el cierre de los lugares.

Indicó que debido a que se trata de contaminantes en barrancas donde se encuentran asentados estos centros, la Profepa participará en los operativos para supervisar el funcionamiento debido a que se encuentran en predios federales.

Admitió que es común encontrar que sin contar con permisos, estos lugares reciben escombros, llantas, pacas de estopa, envases PET, vidrio, metales y cartón lo que ocasiona por el desbordamiento de la basura producto de que se rebasa la capacidad del lugar.

Fabre Bandini advirtió que en caso de encontrar este tipo de situaciones se procederá a aplicar las sanciones correspondientes como lo marca la ley.

En tanto, detalló que se hará un proceso de regulación de estos Centros de Acopio para eficientar los servicios que brindan las personas encargadas de estos sitios, pues están para reciclar productos, no para ensuciar barrancas.

El funcionario municipal aseveró que los incumplimientos ecológicos se deben dividir de acuerdo a las responsabilidades de cada dependencia, toda vez que por emitir contaminantes interviene el ayuntamiento, la regulación y funcionamiento de los mismos están a cargo del Gobierno del estado y por ser algunos delitos federales debe intervenir la Profepa.