Dos de cada diez personas saben qué hacer en caso de alguna contingencia, debido a la falta de la cultura de la prevención o porque no toman con seriedad las recomendaciones de Protección Civil municipal, reveló el titular de la dependencia, Gustavo Ariza Salvatori, al tiempo de reconocer que pretenden que de cada diez habitantes por lo menos cinco estén capacitados.

Además, dijo que por lo menos 50 por ciento de la población en la capital se niega a tomar los cursos de capacitación en materia de prevención. Además, 20 por ciento toma a juego los simulacros bajo el argumento de que “no son reales”.

Uno de los problemas a los que se enfrenta la dependencia sigue siendo la falta de cultura en la capacitación y la prevención, toda vez que aún hay renuencia de las personas.

Aún cuando el número de personas capacitadas en Puebla es histórico, Ariza Salvatori aseguró que es necesario mantener la continuidad y reforzar las actividades.

Asimismo, manifestó que la dependencia ha buscado en esta administración capacitar a los ciudadanos, para que en caso de alguna emergencia sea natural o provocado puedan actuar y salvar en algunos casos sus propias vidas.

“En la actualidad siguen capacitándose brigadistas voluntarios con la finalidad de que vayan haciendo conciencia en las personas para que se autoprotejan. De hecho, se han capacitado a más de 2 mil 800 ciudadanos interesados en conocer un plan de contingencia familiar.”

Para esto, la dependencia municipal busca que cada familia cuente con un programa de contingencia, pues la protección personal inicia desde casa. 

El funcionario aseveró que la dependencia que encabeza busca por todos los medios —incluyendo redes sociales— interesar a los poblanos para que puedan capacitarse y evitar alguna desgracia mayor.

Por último, calificó como esencial participar en simulacros o cursos a cargo de especialistas tomando en cuenta que Puebla se ubica en una zona geográfica susceptible a temblores.