La secretaría del Medio Ambiente del Municipio instaló los primeros 400 porta pendones de un total de mil 600 que serán los únicos autorizados por la comuna para la instalación de publicidad política y de espectáculos para evitar el daño al mobiliario urbano de la ciudad.

En esta primera etapa se han colocado estas estructuras en el bulevar Valsequillo y 31 Oriente-Poniente con el fin de identificar con exactitud los espacios que solo autorizará la comuna para este tipo de publicidad.

Al respecto, el titular del área, Alejandro Fabre Bandini aseguró que la intención es terminar con la colocación irregular de esta publicidad en lugares no autorizados, sobre todo en postes de alumbrado y árboles que han sido afectados.

En este sentido, aseveró que el principal daño en los postes es que se han corroído por el daño en las capas de pintura, lo cual ha ocasionado que se pudran por la falta de la capa que los protege porque es arrancada cuando se retiran.

Indicó que esto genera gastos de aproximadamente 750 pesos por cada poste reparado y pintado, aunque hay casos en los que se ha tenido que retirar completo el mobiliario porque el daño ya era severo.

Fabre Banidni recalcó que a partir de la instalación de estos mil 600 porta pendones, se terminará con la anarquía que por años prevaleció en la falta de regulación en la instalación de publicidad en la ciudad.

Por ello, a partir de este momento, la autoridad municipal será la única facultada de establecer los lugares y permisos, de lo contrario se aplicarán las multas correspondientes que van de los 50 a mil 500 días de salario mínimo en contra de los infractores dependiendo de la gravedad del caso.