Serán más de 200 elementos de la policía municipal los que serán desplegados en las inmediaciones del estadio Cuauhtémoc para el partido entre el Puebla y las Águilas del América.

Para ese día, será una prioridad la vigilancia del exterior del Coloso de Maravillas, así como la guardia que se tendrán a las porras de ambos equipos para impedir algún conato de bronca antes y después del encuentro.

Al respecto el director de la Policía Municipal, Gilberto Loya Chávez indicó que por el poder de convocatoria del encuentro, se tomó la determinación de implementar un operativo especial para salvaguardar a los asistentes al estadio.

El funcionario municipal admitió que las porras son los focos rojos a vigilar durante el domingo, por lo que estas tendrán “marcaje personal” desde la llegada del grupo rival hasta la del equipo local.

Indicó que se estará "muy al pendiente de evitar algún conato de riña con el arribo de las porras", por lo que desde la entrada al estadio y hasta que se retiren los americanistas serán escoltados hasta que tomen la autopista.