Los vasos reguladores de Puente Negro y El Santuario son los dos puntos críticos que atenderá de manera inmediata la Dirección de Protección Civil municipal, para minimizar los riesgos que hay para más de 8 mil habitantes que viven asentados en las laderas de estos canales.

Por un lado se han instalado dos videocámaras de vigilancia que monitorearán las 24 horas del día el comportamiento de estos ríos con el inicio de las lluvias. Además, se mantendrán en funcionamiento 42 alarmas pluviales y se iniciarán las acciones de desazolve.

El titular del área, Gustavo Ariza Salvatori, precisó que en ambos puntos se determinó junto con especialistas del Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI) la colocación de sistema de monitoreo en tiempo real, para mantener una vigilancia permanente en estos lugares. Destacó que por la importancia que implica el salvaguardar a las miles de familias que se ubican asentadas en las laderas de ambos canales, se planteó la necesidad de establecer este monitoreo como no se había hecho antes.

El funcionario indicó que la intención es mantener la seguridad de los ciudadanos que habitan ambos lugares, para lo cual con este sistema permite una intervención inmediata en caso de presentarse alguna evacuación o llamadas de auxilio.