No solo son gasolineras las que incumplen con las restricciones que hay para su construcción, sino también gaseras que abastecen sobre todo al transporte público de este combustible.

Y es que de acuerdo a un diagnóstico hecho por el regidor del PRD, Arturo Loyola González hay por lo menos unas 12 despachadoras de gas que se construyeron incumpliendo las normas establecidas cuando se liberaron este tipo de construcciones.

El regidor del cabildo de Puebla, indicó que después de hacer el estudio para aprobar en cabildo la restitución de los lineamientos que se debían cumplir que fueron restringidos en la administración anterior, se identificaron 21 permisos que de último momento se autorizaron de los cuales casi la mitad correspondieron a estas distribuidoras.

Indicó que las gaseras que fueron identificadas a las cuales se les otorgaron cambios de uso de suelo de manera irregular, así como las licencias para su edificación que desde su punto de vista se obtuvieron a través de “mordidas” para aprobarles la construcción.

“Los dueños ahora se encuentran en un dilema porque no han podido regularizar su situación pagaron sus derechos en la anterior administración y ahora en este gobierno se está complicando su situación”.

Loyola González precisó que entre las inconsistencias que se han encontrado en estas despachadoras que no cumplen con la distancia de mil 200 metros cuadrados establecida dentro de la carta urbana, por lo que estas se encuentran a menos de 800 metros entre despachadoras, cerca de escuelas o viviendas.

Por lo anterior,  aseveró que están en revisión otras 21 despachadoras entre gasolineras y gaseras en la capital poblana para proceder conforme lo establece el reglamento.