Padres de familia y maestros de la colonia México 68 se manifestaron en palacio municipal para exigir respuesta a la construcción de un bachillerato en esta zona de la ciudad.

Son por lo menos 250 alumnos que desde hace 10 años estudian en instalaciones precarias, es decir bajo techos de lámina y sin servicios adecuados para su formación. Los inconformes aseguraron que desde 2002 han gestionado ante el ayuntamiento de Puebla y la Secretaría de Educación Pública (SEP) la construcción de un nuevo inmueble, sin embargo hasta el momento les han informado que no hay manera de apoyarlos por carecer de recursos. Aunque el bachillerato Luis Bermúdez Galicia está registrado ante la SEP, los alumnos siguen estudiando en estas condiciones a pesar de que padecen enfermedades producto de insolaciones por las altas temperaturas que generan las láminas, problemas respiratorios en tiempo de frío o por la carencia de los servicios básicos.

El problema es que la Dirección de Protección Civil Municipal ha ordenado que en un plazo de 15 días el inmueble (antes una bodega) sea desalojado porque es una estructura de riesgo para los alumnos, por lo que se quedarían sin estudios. De acuerdo con el reporte de Protección Civil, la escuela no cuenta con salidas de emergencia adecuadas y tiene techos de lámina de asbesto, los cuales pueden producir cáncer ante la inhalación constante de este material.

La directora de la preparatoria, Pilar Díaz Barroso, aseguró que el alcalde Eduardo Rivera Pérez les brindó un predio para la construcción de un nuevo inmueble, pese a ello no cuentan con los recursos necesarios para realizar la obra. Díaz Barroso explicó que ante la imposibilidad del ayuntamiento de Puebla para destinar recursos solicitaron la intervención de la SEP para que a través de su área de atención de espacios educativos, el CAPCEE, pues es facultad de esta instancia construir este inmueble, aunque hasta el momento no ha otorgado ninguna ayuda.