Investigadores y académicos de la UAP y del INAH clausuraron simbólicamente la casona de Santa María Egipciaca, ubicado en la 5 de Mayo y 16 Poniente, en señal de protesta por su puesta en venta por el gobierno del estado.

Lo anterior al considerar que el gobierno estatal ha demostrado su ignorancia de la historia de la ciudad, así como de la nula importancia para conservar monumentos históricos. Además, denunciaron que las autoridades estatales consideran a por lo menos cinco inmuebles en igual situación de venta como carentes de algún tipo de valor histórico para la zona de monumentos, situación que desmintieron rotundamente.

La académica Rosalba Loreto López lamentó que las autoridades estatales cataloguen estos espacios históricos como bienes “no estratégicos” para el desarrollo del gobierno morenovallista. Indicó que dichos inmuebles son propiedad del gobierno federal y están en custodia del estado, por lo que —dijo— la administración de Moreno Valle no ha respetado las normativas internacionales y federales en cuanto a su uso, así como a su conservación.

La académica recalcó que es una irresponsabilidad del estado poner en remate estos seis inmuebles bajo el argumento de que se tratan de terrenos con fachada, cuando son importantes dentro del catálogo del patrimonio edificado de Puebla.
Loreto López pidió que dada la relevancia de los inmuebles, se debe trasladar de manera inmediata el dominio al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para su resguardo.

Para la académica, es importante preservar el entorno histórico del primer cuadro de la ciudad para no afectarlo más, debido a que el patrimonio de la ciudad es propiedad de los poblanos.

Por ello propuso que éste y otros inmuebles que están en remate, pasen a ser custodiados por el INAH y la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), para lo cual ya entregaron la solicitud correspondiente al Congreso del estado.