Aunque de manera oficial, Daniel Ortiz Acevedo, secretario general del SUETHAPIP, renunció al cargo, por motivos de salud, entre el gremio municipal, se habla de presiones para imponer en el cargo, a Gonzalo Juárez Méndez, secretario del órgano de Honor y Justicia del sindicato municipal.
    
A decir de los trabajadores que respaldan la permanencia de Ortiz Acevedo, hace unos días, una parte importante de los delegados sindicales, fueron obligados a firmar una minuta, para imponer a Juárez Méndez, por lo que solicitaron la intervención de la autoridad municipal, para frenar esa decisión.
    
Empleados adheridos al gremio municipal, revelaron que la intención del todavía secretario de Honor y Justicia, es apoderarse del sindicato, por lo que está repartiendo recursos de los mismos trabajadores.
    
Además, revelaron que la nueva imposición dentro del sindicato, tiene un currículum dentro de la comuna, especializado como mensajero y supuestamente con un salario relacionado a ese cargo, por eso, les resulta extraño que convoque a una reunión en un restaurante de alta especialidad, porque saben que no tiene los recursos para pagarlo.
    
Lo que prevalece entre la base trabajadora, es una incertidumbre total, porque aseguran que Gonzalo Juárez Méndez, lleva la consigna de arrancar con un proceso de despidos al interior del SUETHAPIP, en el que están considerados los empleados que se manifiestan en contra de la política laboral.

El estatuto no le permite elegirse con firmas de los delegados
    
A decir de los trabajadores inconformes, el que pretende ser secretario general, debe saber que por estatutos, no le compete imponerse como líder sindical, porque ni siquiera puede asumir como representante o como encargado.
    
Seguridad laboral, la gran preocupación
    
El temor creciente de los trabajadores adscritos al sindicato de la comuna, es que se aplique el terrorismo laboral, por lo que dijeron que el cambio tiene la finalidad de consolidar el despido de los trabajadores opuestos al proyecto oficial del gremio.
    
Además, aseguraron que en la actualidad, prevalece el miedo entre los agremiados, porque no solamente pueden perder su empleo, sino todas las prestaciones laborales que eso representa, como el ahorro, la seguridad social y todos los beneficios que representa estar dentro de un sindicato.