Personal del sector salud en Puebla, convocaron a un paro de labores para para este miércoles 22 de junio, en apoyo a la lucha magisterial y en rechazo al nuevo Sistema Universal de Salud, así como freno a la inseguridad contra personal del sector.

La enfermera Genoveva Ramírez Hernández, indicó que otro de los motivos por el que convocan a un paro nacional, dijo, es  evidenciar las agresiones continuas a doctores y personal de enfermería en el país.

Aseveró que existen denuncian de las agresiones sufridas por doctores y personal de enfermería a lo largo del estado.

Extorsión, secuestros, violaciones y asesinatos a prestadores de servicio social y de médicos pasantes que realizan sus prácticas han sido reportados sin que las autoridades de ningún nivel emprendan medida alguna.

Se incrementó la inseguridad y los médicos no hemos sido ajenos a esto, ya que desde tiempo venimos denunciando acoso, secuestros y asesinatos de compañeros, informó.

 

La protesta

Dicho sistema en vigor la semana pasada, por lo que médicos, enfermeras y personal administrativo del IMSS, ISSSTE, ISSSSTEP y la Secretaría de Salud en Puebla, preparan la protesta desde las mismas instalaciones médicas.

Además habrá una concentración en el zócalo a partir de las 12 horas, para exigir la abrogación de la reforma que aseguran atenta no sólo contra sus derechos laborales sino que busca privatizar los servicios médicos.

La enfermera Genoveva Ramírez Hernández, quien fue cesada por buscar dirigir el sindicato del ISSSTEP, informó que la entrada en vigor de la reforma en materia de salud es manejada con total opacidad.

Ante tal panorama, dijo que no hay marcha atrás en las protestas en Puebla, que se suman al paro nacional que encabeza el movimiento #Yosoymédico17 y sindicatos diversos en el país.

Refirió como ejemplo que en el caso de las enfermeras, el nuevo sistema impuso que deben contar con una certificación que en Puebla sólo la otorga la UAP y una institución privada, con un costo de 7 mil pesos.

Dicha certificación señaló que es similar a la Evaluación Docente obligatoria para el magisterio, pues de no contar con ella estaría en riesgo su plaza laboral.

En entrevista, incluso señaló que se desconoce cómo se va a atender a los nuevos 420 mil universitarios que en Puebla fueron afiliados al Sistema Universal.

Señaló que se desconoce con qué recursos atenderán a los estudiantes de nivel medio superior y superior del estado, cuando carecen de lo más elemental.

Y es que recordó que como los medicamentos del cuadro básico y curación, asimismo tampoco se ha informado si el nuevo sistema cubrirá intervenciones quirúrgicas y de especialidad.  

Por lo tanto, para el paro de este miércoles están convocando a los sindicatos del sector salud, a las organizaciones sociales y políticas, así como a la población en general a que se sume a la exigencia del servicio médico gratuito.

Entre las demandas se exige no criminalizar el acto médico, manifestar el rechazo a la Ley de Controversia Conamed y la Ley de Violencia Obstétrica.

Además se rechaza el Sistema Universal de Salud, mientras que las autoridades no den información a detalle a dicho programa.

Este mes entrará en vigor el Nuevo Sistema Universal de Salud. Desde que fuera anunciado por Enrique Peña Nieto en 2013, el que ha generado rechazo de parte de los trabajadores.

Dicho sistema plantea que cualquier paciente mexicano pueda ser atendido en hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del ISSSTE, así como en los hospitales de la Secretaría de Salud federal y estatal, sin importar a cuál de estas dependencias se encuentre afiliado.

 Se busca de manera disfrazada privatizar la salud en México para que empresarios dueños de hospitales privados se beneficien económicamente, mientras la calidad del servicio al derechohabiente empeoraría.