Ante las clausuras de los verificentros en Puebla, el dirigente del Consejo de Organismos Empresariales (COE), César Bonilla Yunes, señaló que espera que no afecte a los automovilistas y que regresen las largas filas.

En entrevista el líder empresarial, comentó que esperan que los verificentros trabajen de acuerdo a la nueva política, esperemos que no caigamos de nuevo en pérdida de tiempo, señaló.

Mientras tanto, reconoció que hay una política adecuada en meter al programa de verificación de contaminantes al transporte público y vehículos de carga.

Señaló que en Puebla no tenemos suficientes verificentros para estar cerrados como los cuatro clausurados el fin de semana por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Hay que darles todo el apoyo técnico para que inmediatamente abran, no podemos permitir que volvamos a caer en colas y perdiendo horas laborales o productivas por estar haciendo filas en un verificentro, dijo.

Si están cerrados porque no cumplen las normas ambientales, por favor que los apoyen y los abran inmediatamente, señaló.

 

Contra aumentos

Asimismo en rueda de prensa, en voz de los empresarios del COE, César Bonilla criticó los aumentos que se han registrado en los últimos días, como el aumento de la gasolina y ahora de la energía eléctrica, al indicar que será una recta final del año muy difícil para México.

Los empresarios que formamos parte del Consejo Nacional de Organismos Empresariales (COE) expresamos nuestro extrañamiento debido a los incrementos de combustibles y tarifas energéticas que se están dando a nivel nacional en todo el país, comentó.

Ya el viernes pasado fuimos testigos del aumento en el precio de los combustibles automotores, tal es el caso de la Gasolina Magna y la Premium, que en el primer caso paso de costar 13 pesos con 16 centavos a 13 pesos con 40 centavos, mientras que en el segundo caso el incremento se dio de los 14 pesos con 3 centavos a los 14 pesos 37 centavos, señaló.

Calificó como una mala noticia que Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunciara que las tarifas de uso doméstico y de uso empresarial tendrán incrementos de hasta un 8 por ciento.

La situación que afectará el bolsillo de miles de familias de todo el país, así como al sector industrial que de por sí se ha visto afectado en el transcurso de este 2016, dijo.

Detalló que en julio las tarifas para el sector industrial aumentarán entre 2 y 5 por ciento; para el ramo del sector comercio, de 5 a 7 por ciento, y para el uso doméstico de alto consumo el incremento será de 6.8 por ciento.

La justificación del aumento, asegura la CFE, es que el precio del combustóleo y el gas natural subieron en un 8.4 por ciento y un 18 por ciento, respectivamente.

Desde el COE expresamos nuestra molestia porque se suponía que una vez que estuvieran en marcha las Reformas Estructurales los precios de los combustibles y los energéticos tendrían disminuciones en apoyo a la economía familiar.

Para todos es bien sabido que con el aumento de la gasolina se viene una escalada de precios, sobre todo los productos de la canasta básica, tales como el huevo, el arroz, frijol, frutas y verduras, así como los cereales y las leguminosas.

En el COE prevemos que esta segunda mitad del año será complicada, ya hemos dicho en ocasiones anteriores es necesario que se establezcan políticas de verdadera austeridad en los tres niveles de gobierno, porque pareciera que quienes tenemos que pagar las consecuencias de las malas políticas de gobierno somos los ciudadanos.

Por lo tanto señaló que el grueso de la población a quien le aplican la ley de manera rigurosa y le fiscalizan todo ya no podrán sostener la situación por mucho tiempo.