La Fiscalía General del Estado (FGE) no cuenta con personal capacitado para resolver o investigar los constantes casos de feminicidios en Puebla, sentenció el psicólogo social Manuel Galván Castañeda.

El integrante del Instituto Nacional de Psicología, evidenció que en Puebla no sean podido investigar a fondo las causales de los feminicidios.

Y es que aseguró en rueda de prensa que la FGE no cuenta con personal especializado para realizar el perfil criminal.

Por eso pedimos a la Fiscalía capacite a su personal que atiende al caso de violencia contra las mujeres, para que puedan dar cuenta de esos factores que están en el origen del comportamiento feminicida, indicó el especialista.

Cabe decir que la asociación civil que preside, fue uno de los organismos que solicitaron de manera oficial la Alerta de Género en Puebla con lo que lograron que se emitieran 11 recomendaciones al demostrarse tras un estudio, el mal manejo de la situación.

Señaló que la capacitación debe ir a todos los niveles, desde los peritos hasta los policías y profesionales en piscología.

Explicó que en la Fiscalía los psicólogos generales están atendiendo las diferentes problemáticas, por lo que hace falta una especialización en psicología forense, para tener un mayor espectro de análisis.

Por lo tanto, comentó que se debe redefinir el concepto de violencia intrafamiliar, a nivel del Poder Legislativo, y que los recursos públicos se enfoquen a la campaña social de prevención y no para promover la imagen del gobernador Rafael Moreno Valle.

Exigimos que el recurso se utilice para hacer pública la problemática de los feminicidios, y las recomendaciones a embarazadas y padres de familia, insistió.

Por lo tanto, aseguró que los cambios en la Legislación de Puebla en materia de violencia de género, es una percepción errónea  y hasta inocente por tratar frenar los feminicidios en el estado.

Pensar que las muertes de mujeres van a cesar porque se formulan leyes es al menos una inocencia, dijo.

Señaló que las leyes regulan el comportamiento y pueden funcionar como un instrumento educativo para disuadir a los agresores por las penas elevadas, pero no pueden frenar de tajo los asesinatos ni la violencia.

Necesitamos generar una cultura de respeto a la mujer, y eso no se hace en un día, se necesitan dos generaciones para reeducar a una población machista, y la campaña es algo que se debe resolver inmediato argumentó.

Se debe construir una investigación que nos permita realizar un estudio psicosocial de las causas y factores del origen de los feminicidios y homicidios en Puebla, para de ahí formular una propuesta preventiva, añadió.

De este modo propuso crear una campaña social por medio de escuelas y medios de comunicación para educar y generar conciencia entre la población.

Sin embargo reconoció que para educar en materia de prevención contra la violencia hacia las mujeres se tarden por lo menos dos generaciones.