Puebla es un estado de riesgo al ser zona sísmica, paso de lluvias y huracanes, además vive en alerta permanente por la actividad volcánica, por lo que sus habitantes están obligados a prepararse para actuar en casos de emergencia. Por lo tanto, al inaugurar el Congreso Internacional Megalopolis "Resiliencia en la Gran Urbe", el gobernador, José Antonio Gali Fayad sentenció que los habitantes deben ser inteligentes para atender estos casos, especialmente en la urbe, que cada día es más habitada.  

Y es que destacó que, de acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), actualmente 50 por ciento de la población vive en ciudades, pero el número se extenderá para el año 2050, cuando 70 por ciento de los habitantes se trasladen de las zonas rurales a las urbanas. 

En este contexto, el mandatario local señaló que la ONU Habitat "nos dice que una ciudad resiliente es aquella que evalúa y planea para responder a todo tipo de obstáculos repentinos o lentos, esperados o inesperados. La capacidad  de resiliencia implica por tanto afrontar entornos adversos por medio de estrategias y acción pública, implica encargar una secuencia de eventos adversos en coyuntura marcada por esa incertidumbre. Implica prever artículos de política pública para responder al impacto de un evento catastrófico como terremotos, lluvias, huracanes, erupciones volcánicas, entre otros riesgos".

El Primer Congreso Internacional Megalópolis "Resiliencia en la Gran Urbe" es organizado por Grupo Editorial Megalópolis y el Gobierno del Estado, así como otras instituciones, donde se busca ser un espacio para el debate internacional e intercambio de experiencias, así como reflexiones de los principales problemas que aquejan a los centros urbanos en el planeta. 

Puebla en constate constante riesgo 

El gobernador José Antonio Gali Fayad destacó que las ciudades son inteligentes cuando sus habitantes saben actuar en el caso de alguna emergencia como un sismo, lluvias o actividades volcánicas. 

El mandatario resaltó que la zona norte y nororiental viven en riesgo permanente ante los efectos de la temporada de lluvias y huracanes que se presentan cada año, sin embargo, gracias a la coordinación entre gobiernos y ciudadanos, se han evitado pérdida de vidas humanas, puntualizó.

"Puebla vive en riesgo permanente ante la actividad que mantiene el Volcán Popocatepetl, para disminuir los riesgos mantenemos un sistema de monitoreo las 24 horas del día los 365 días del año, fomentamos una cultura de protección a las poblaciones que viven a espaldas del volcán y mantenemos un sistema de rutas de evacuación, así como una red de instalación de albergues, en caso de una erupción volcánica", puntualizó. 

También destacó que la entidad es una zona de constantes movimientos sísmicos, ejemplo de ello fue el año pasado, cuando estos fenómenos ocasionaron la pérdida de vidas humanas, además de daños materiales cuantiosos, por lo que ante este panorama las y los poblanos deben comprometerse a trabajar sin colores partidistas. 

Puebla una ciudad planeada, destaca Luis Bank

En su intervención, el presidente municipal, Luis Banck Serrato resaltó que Puebla es una ciudad planeada desde su fundación, cuando hace décadas los primeros habitantes comenzaron con la construcción del Centro Histórico. 

En este sentido, señaló que la resiliencia implica que los habitantes deben tener capacidades tanto de adaptación a eventos contundentes y adaptación de retos que se enfrenten, por la llegada de fenómenos naturales. 

"Nuestras ciudades son funcionales solo en la medida en la que promovemos la igualdad de oportunidades", por lo que se debe fomentar el cuidado del medio ambiente, de nuestro entorno y desde los gobiernos llevar a cabo políticas públicas que ayuden a una mejor convivencia y mejores espacios para vivir. 

Resalta Joan Clos crecimiento de suelos urbanos de forma mal planeada 

En su intervención, el exdirector de ONU Habitat, Joan Clos destacó que el Congreso Internacional Megalópolis se aterrizó en Puebla por ser una de las  zonas metropólitanas más importantes y donde hace falta implementar proyectos para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. 

Señaló que ante el panorama que se avizora de traslado de más ciudadanos a las zonas urbanas, los gobiernos deben contribuir para atacar la desigualdad, para hacer una mejor planeación de vivienda y dotar de servicios a las zonas. 

Cabe señalar que, este es el primer Congreso que se lleva a cabo en donde especialistas abordan temas de la Nueva Agenda Urbana y debaten temas que ayude a mejorar las condiciones de vida de los habitantes.