Después de 10 meses, el transporte público regresó al Centro Histórico de Puebla en medio de un caos. El retorno, que implica nuevas reglas, se dio casi 300 días después del terremoto del 19 de septiembre del 2017, cuando los daños que ocasionó el sismo obligaron a retirar a los vehículos del primer cuadro capitalino. 

El congestionamiento vehicular se nota también en la 6 Poniente porque la calle fue usada para desahogar la gran cantidad de unidades que retornaron a su trayectoria habitual.

Fue el miércoles previo cuando autoridades de la alcaldía y administración estatal anunciaron el regreso del transporte público a las calles de donde fue retirado por los daños que heredó el terremoto del 19-S del 2017, y la víspera el subsecretario de Movilidad y Transporte de la administración estatal Alberto Vivas Arroyo, corroboró el regreso de las unidades pero nuevas reglas de tránsito.

Este viernes retornaron únicamente vans y microbuses por la 9 Sur-Norte; 10 Poniente-Oriente; 14 Oriente-Poniente y 11 Oriente-Poniente.

Durante un recorrido realizado por Intolerancia Diario se observó personal a de la Subsecretaría del Transporte ubicado en las avenidas antes señaladas, pero, el tráfico se acentuó, principalmente sobre la 6 Poniente entre 9 y 11 Norte.

Sin importar el congestionamiento vehicular que se registró por el retorno de los colectivos, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) no se observaron al mediodía solo en la mañana pero en algunos puntos.

Además se observó que algunos conductores del transporte público circularon a más de 30 kilómetros por hora, velocidad establecida por el gobierno municipal para evitar que las vibraciones dañen a los inmuebles considerado patrimonio histórico de la humanidad se dañen.

Las obras donde trabajadores han destrozado el concreto hidráulico —inaugurado en el 2016—, para meter cableado subterráneo es en la 9 Sur entre 11 y 7 Poniente.

En la 2 Poniente también se sintió el cas vehicular por el regreso del transporte público sobre calles alternas, principalmente porque a algunos choferes hicieron caso omiso de la luz roja de los semáforos  y como siempre “echaron lámina”.

La alcaldía prohibió el ingreso a vehículos con peso mayor a 13.5 toneladas, conminó circular a una velocidad no mayor a los 30 kilómetros por hora, evitar exceder el límite de usuarios de las unidades y respetar los lugares de ascenso y descenso de pasajeros, además de no hacer paradas a la mitad de calle; el arranque y freno de las unidades con cuidado extremo para evitar vibraciones a los inmuebles, no utilizar el claxon de aire porque también genera vibraciones y vitar paradas en las intersecciones de la 4 Sur con las calles 11 y 15 Oriente.

No multan por tarjeta de circulación

El secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), Manuel Alonso García negó que los oficiales estén realizando operativos para multar a los automovilistas que no hayan actualizado su tarjeta de circulación. Pero recordó que el no usarla direcciona a una multa de 8 a 12 Unidades de Medida.

Reiteró que los elementos de la corporación no tienen instrucciones de sancionar, pero si los conductores cometen una infracción se pide los documentos.

“No estamos haciendo revisiones de si traen actualizada la tarjeta; nosotros seguimos en el día a en el día a día garantizando la seguridad vial, supervisando que no haya violación al reglamento de tránsito y cuando se detecta que dentro de estos documentos que cualquier conductor debe llevar para circular, como la licencia, placas, tarjeta,  si no las trae consigo el documento es una falta al reglamento porque es un documento indispensable para circular”.

Además acentuó desconocer el número de infracciones por carecer de la tarjeta de circulación se han contabilizado a la fecha.

“Para revisar el documento tuvo que haber una infracción previa, violación al reglamento de tránsito, lo más común es pasarse una luz en rojo, estacionarse en lugares  prohibidos, que la unidad no cuente con placa, que tenga la ‘luz’ fundida, que vaya hablando por teléfono celular, el no traer el cinturón de seguridad; son las infracciones más comunes y por eso se pide la licencia que esté vigente y la tarjeta esté vigente”.

Arrancones no se toleran

La dirección de tránsito municipal infraccionó a cuatro personas este mes por jugar carreras clandestinas, indicó Víctor Ávila Andrade.

El titular de área, Ávila  Andrade indicó que son la Calzada Zavaleta y bulevar Atlixcáyotl, Avenida Juárez y 16 de Septiembre son las zonas más usadas para realizar los famosos arrancones.

Detalló que elementos de su dirección y autoridades de la administración estatal arriban a la zona para hacer revisiones y multar.

Indicó que  grupos  de motocicletas como automovilistas usualmente se mueven de las 23.00 horas a la una de la mañana de jueves a sábados; los operativos seguirán en avenidas para impedir esta actividad.

“Llegamos antes y se les hace recomendaciones; revisamos la documentación, en operativos alcoholímetro también y se les hace revisión de documento, se checa en la plataforma y si hay motivo, claro que se infracciona conforme al Coremun”.