Luego de aprobarse el castigo para acosadores  sexuales callejeros, el ocho de agosto previo en sesión ordinaria de Cabildo,  más de tres mil 900 mujeres y hombres se han registrado en el módulo de atención establecido en el zócalo para recibir información, reveló la directora del Instituto Municipal de las Mujeres Rosa María Carmona Ruiz.

Precisó que mañana sábado 31 de agosto finaliza la exposición montada en la plaza de armas, pero a partir de este uno de septiembre se transformará en itinerante, a través de la estancia en las universidades poblanas  con el propósito de visibilizar las agresiones de las que son víctimas las mujeres sin importar si son jóvenes, mayores, niñas, trabajadoras, profesionistas y universitarias.

Carmona Ruiz reveló  que desde el jueves 2 de agosto, fecha de la inauguración de la muestra de fotografías como del módulo, la administración municipal realizó un estudio demoscópico para medir el conocimiento que tienen los hombres y mujeres sobre el acoso sexual callejero.

El alcalde Luis Banck Serrato planea publicar los resultados durante el transcurso de septiembre, posteriormente documentar los casos y ofrecer soluciones a cada problemática que señalen las mujeres en sus denuncias.

Subrayó que de las tres mil 900 personas se han acercado al módulo de atención personalizada hasta el momento ninguna de ellas  han solicitado el acompañamiento por temas de abuso sexual o acoso callejero.

“Las dudas principalmente son cómo hacer un denuncia y a dónde dirigirse; tenemos un diagnostico con la ONU mujeres con el que desde hace dos años hemos venido trabajado puntualmente; nosotros sabemos que una de cada dos mujer sufrió violencia y ahorita se han acercado casi cuatro mil personas a recibir información para saber en qué consiste la campaña para prevenir, nosotros desde el ayuntamiento queremos educar y reeducar”.

La puesta de la exposición en el zócalo, refrendó, ha servido para conocer los tipos de acoso y visibilizar el problema a la comunidad en las charlas impartidas, porque, desgraciadamente, muchas de las mujeres no saben que el acoso callejeros en un delito penado.

El siguiente método de acción que emprenderá  el gobierno local será en continuar trabajando en los protocolos de atención y la capacitación a jueces y a los Ministerios Públicos.

Fue el miércoles ocho de agosto cuando el Cabildo por unanimidad aprobó castigar con arrestos  de hasta por 36 horas, una sanción económica por 30 días de salario mínimo —aproximadamente de ocho mil pesos—  y un curso obligatorio para sensibilizar a los infractores de acoso sexual callejero a mujeres.

Solo un paso al frente

El alcalde Luis Banck acentuó que la aprobación no fue un logro, pero sí un gran paso al frente para confirmar la existencia de convicción de la autoridad municipal para mejorar el entorno social de las mujeres poblanas y de las que visiten la ciudad.

"Es un paso al frente para confirmar nuestra convicción de que las mujeres tienen derecho de vivir libres de acoso y de violencia”. 

Recordó que el INEGI destaca que una de cada dos mujeres en Puebla sufre violencia sexual, al igual que en todo territorio nacional durante el transcurso de su vida como el que les tomen fotos sin autorización, chiflidos, roces cuerpo a cuerpo, piropos pasados de tono y gritos descarados.

"El acoso sexual es un delito y esto debe estar en las mentes de quienes se sienten con derecho de intimidar y violentar sin pensar en la consecuencia que sus actos tienen en las víctimas, no es posible que se mantenga la absurda forma de pensar machista”.