En la parada cívico-militar participaron 166 oficiales, mil 768 elementos de tropa, 30 vehículos administrativos, 37 vehículos blindados, 38 escuelas, nueve dependencias, 14 mil 500 alumnos, dos destacamentos de charros y 38 carros alegóricos para conmemorar el 208 aniversario de la Independencia de México. El desfile fue presidido por el gobernador Tony Gali, el alcalde Luis Banck Serrato y el comandante de la XXV Zona Militar Raúl Gámez Segovia.
 
Ante cientos de poblanos y visitantes que acudieron al zócalo, las fuerzas castrenses abrieron el desfile por tierra y en paralelo las aeronaves por aire para mostrar músculo en esta época difícil en donde libran una  lucha constante en contra de la delincuencia organizada.
 
Después de los primeros sesenta minutos del desfile, el responsable de la Secretaría General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano discretamente se acercó a Gali Fayad para solicitar que el presidente del Tribunal, Héctor Sánchez Sánchez quien se encontraba a la izquierda del gobernador intercambiara lugar con el presidente de la mesa directiva de la LX Legislatura, José Juan Espinosa Torres, así la “segunda parte” del desfile los protagonistas charlaron amenamente   y observaban selfies de la marcha.
 
Sin novedad
 
José Antonio Gali reveló que 12 municipios se quedaron este año sin festejos del grito independentista, que hace 208 años dio el sacerdote Miguel Hidalgo, pues el gobernador aseguró que se privilegió la seguridad en dichas zonas. 
 
Destacó que en las 205 alcaldías restantes los festejos se realizaron en santa paz; los programas de seguridad también se desarrollaron en los 12 municipios que se fueron en blanco en celebraciones.
 
Invita a Casa Puebla
 
Al concluir la parada cívico-militar, Gali Fayad reveló que invitó a los 41 diputados que integran la LX Legislatura a Casa Puebla a través del exalcalde de San Pedro Cholula.
 
El encuentro acentuó será para realizar un trabajo conjunto y armónico hasta el 13 de diciembre, fecha  en que finaliza su gestión.