La candidata por Morena-PT al ayuntamiento de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, reveló que ante los presuntos mensajes sicilianos recibidos, solicitó seguridad en conformidad con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. 

Advirtió que previo al comienzo de la campaña, pidió el acompañamiento por ser un derecho que tienen todos los contendientes que buscan a un puesto de elección popular, cuando se sienten amenazados. 

Refrendó que no está en el camino de las suposiciones, pero sí en la senda de la prevención en este complicado panorama, en donde han perdido la vida varios postulados por las diversas fuerzas electorales y otros más han sido amenazados para bajarse de la compaña, como ocurrió con abanderadas y abanderados. 

“Llegan los mensajes, es cierto, no voy por lo que pueda suponer o imaginar sino lo que está recomendado; esta iniciativa que se planeta a nivel federal, es lo mejor, prevenir y que no vaya a ocurrir nada en campaña y después de la efervescencia (electoral)”, comentó la alcaldesa con licencia.

Rivera Vivanco refrendó que la funcionaria federal, Olga Sánchez ya tiene el conocimiento de todos los mensajes que le han dejado en sus redes sociales o personalmente. 

Bajo esa perspectiva recordó que fue el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, quien propuso los acompañamientos sin exclusión partidista. 

“Siempre es mejor la prevención, fue una recomendación que hizo el presidente Andrés Manuel [López Obrador] antes que iniciara en el proceso electoral, invitó a los gobernadores a que firmaran el acuerdo para que dieran certeza con el tema de seguridad. El Ejecutivo instruyó a la secretaria de Gobernación a mantener la vigilancia a las y a los candidatos a tener este derecho”, detalló.

Insistió que cuenta con protección desde el primer día su campaña, después de presentar la solicitud ante las autoridades competentes. 

“Se me otorgó este derecho, no me  parece un tema que se tenga que mediatizar, pero la prevención es la mejor herramienta, así lo tienen de conocimiento la secretaria Olga Sánchez Cordero, el IEE y la Comisión de Derechos Humanos”.