Los ambulantes en las principales calles del corazón de Puebla, al igual que las obras heredadas por la administración de Claudia Rivera, son temas prioritarios en la agenda de Eduardo Rivera

El alcalde electo, puntualizó que esas asignaciones son fundamentales a partir del viernes 15 de octubre por ser una preocupación de la comunidad. 

Durante conferencia de prensa, lamentó la presencia del gran número de comerciantes ambulantes en diferentes puntos del Centro Histórico. 

Pero aclaró que este conflicto social es de conciliación porque no existe una varita mágica para aclarar el horizonte inmediatamente, pero será atendido desde su primer día de trabajo. 

Obras heredadas 

Rivera Pérez al referirse a las diversas obras en proceso que recibirá de la presente gestión, unidas a otras que han presentado daños, precisó que no es lo ideal dejar obras inconclusas porque el proceso de transición de las mismas se complica pero espera una buena conclusión y la póliza de seguro haga efectiva la rehabilitación en el segmento dañado.

"Lo ideal no es arrancar obras al cuarto para la hora porque el proceso de supervisión se complica. Estás en un proceso de entrega-recepción, se trata de que todo funcione para que entrando la administración inicie bien. No comparto que las obras se dejen (en proceso)", subrayó.

Bajo esa perspectiva, insistió que realizará una revisión a fondo de todas las obras, sus condiciones, calidad y los contratos que se encuentren desde el 15 de octubre.

"Nosotros vamos a ser vigilantes porque en este momento no somos gobierno y no podemos hacer nada; sin embargo, yo exigí que se dejen las obras bien hechas, de manera adecuada y con calidad, porque el problema no es solo para el gobierno, sino para los ciudadanos".