Después de aclarar que no es el candidato natural a la gubernatura luego de ser invitado por Luis Miguel Barbosa Huerta a la ceremonia del Grito de Independencia en Casa Aguayo, Eduardo Rivera Pérez, subrayó que únicamente piensa en dar resultados en la alcaldía durante su gestión. 

Minutos antes de ingresar a Palacio Municipal para la quinta reunión de entrega-recepción, el alcalde precisó que aunque es buena la relación con el ejecutivo no es momento de charlar sobre ese tema. 

Refrendó que ahora solamente piensa en dar resultados a los ciudadanos al frente de la alcaldía, no considera en este momento considerado otro escenario político más. 

"No pienso en ello (la gubernatura). No son los tiempos y no tengo ninguna consideración de tipo político. Absolutamente no, esto es importante dejarlo en claro, estamos para trabajar por Puebla y por nuestra ciudad", subrayó.

Rivera Pérez puntualizó que valoró la invitación anunciada por el gobernador, Barbosa Huerta esta mañana para que asista a la ceremonia del Grito en Casa Aguayo, cuando se desarrolle formalmente. 

"Agradezco la invitación, esperaré la misma de manera formal para valorar mi asistencia".

Bajo esa perspectiva, recapituló que se mantendrá este ánimo de continuar trabajando de manera conjunta con el gobierno estatal en esta etapa previa a la entrada de su gobierno y consolidarla por el bien de Puebla.

"Lo que la gente quiere es que haya diálogo, que haya acuerdo y trabajo a favor de la ciudad; esa es la disposición que tengo".

Ejemplificó que ahora está enfocado en las reuniones de entrega-recepción de esta transición que faltan por desarrollar con la alcaldesa, Claudia Rivera Vivanco.