Si durante el proceso de entrega-recepción entre los equipos de Claudia Rivera Vivanco y Eduardo Rivera Pérez se anunció una herencia de 35 obras, ahora serán 30, pero con el recurso etiquetado para liquidar a las constructoras cuando terminen los trabajos. 

Además, el secretario técnico de Infraestructura y Servicios Públicos, Horacio Silva Hernández, reveló que la administración del alcalde electo Eduardo Rivera Pérez contará también con 43 millones de pesos extras, enviados por el gobierno de la Federación para afrontar los últimos dos meses de este año fiscal 2021. 

Durante su presentación en la última sesión de la comisión de Patrimonio y Hacienda de la etapa morenista, indicó que el rubro de obra pública tiene con un monto total autorizado con ampliaciones por 784 millones de pesos para este ejercicio fiscal que concluye un día antes del uno de enero del 2022. 

Reveló que del 100 por ciento del recurso, hasta este lunes 10, está comprometido y contratado 740 millones 747 mil pesos, pero la diferencia se quedará a la siguiente administración municipal.

Refrendó que ese saldo presupuestal de 43 millones de pesos, corresponde a los fondos federales y se debe ejercer en los dos meses siguientes para el fondo de infraestructura social para la disponibilidad de la próxima Secretaría de Infraestructura.

El recurso comprometido, recordó, es para pagar trabajos y para las áreas esenciales de la dependencia. 

Silva Hernández insistió en que todo el presupuesto está contratado y totalmente suman un avance del 100 por ciento, en tanto aquellas que van a heredar representan 43 millones de pesos.

“Existen obras contratadas pero su periodo de ejecución se va hasta noviembre o diciembre, es cuando las empresas tienen que entregar los trabajos, hay algunas que están al 100 por ciento y están en su periodo normal de ejecución, esto es al corte de cuatro de octubre”.