Antes de tomar decisiones sobre la posibilidad de solicitar una línea crediticia, el presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera, advirtió que debe aguardar a la aprobación de la Ley de Ingresos 2022 por la LXI Legislatura del Congreso del Estado para conocer si los diputados incluyeron el Derecho de Alumbrado Público (DAP). 

El alcalde lamentó que el tema haya sido politizado por protagonistas del pasado que cobraron el DAP durante los primeros dos años de su gobierno. 

Recordó que los 450 millones de pesos que se pretende obtener, prácticamente representa una parte del pago anual que deroga la gestión anualmente por el alumbrado público del territorio municipal. 

La administración municipal, recapituló, que recibió las finanzas del Ayuntamiento de Puebla en pésimo estado por parte del gobierno anterior, acompañadas además por un déficit de 21.5 millones de pesos. 

Eduardo Rivera reiteró que no da vueltas al caso, pero si el Congreso de Puebla no lo aprueba se presentará un boquete de 450 millones de pesos al seno de las arcas municipales.

El recurso, insistió, puede servir también para instalar 15 mil luminarias en zonas inseguras de la metrópoli. 

Agregó que durante dos años, el gobierno del pasado, cobró este derecho, pero además, recalcó que es una acción que realizan otros municipios de Puebla y de múltiples estados.

“No puedo tomar una decisión hasta que el congreso del estado defina o no la inclusión del DAP en mi ley de ingreso, para el municipio de Puebla, 450 millones de pesos implicaría apenas para pagar el alumbrado de la ciudad, si ese dinero se lo quitan, no habrá recursos para pagar el alumbrado”.