Derivado de la nueva "ola" de Covid-19 con su variante Ómicron, diferentes industrias determinaron regresar al trabajo en casa o home office para evitar contagios masivos.

Además, sectores con líneas de producción donde se necesita de la intervención física de personal, comenzaron nuevamente la implementación de exámenes a la fuerza laboral.

Bajo esta nueva realidad promovida en Puebla, territorio nacional y a nivel global por la variante del SARS-COV-2, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Luis Espinosa Rueda, refrendó que los propietarios de empresas ya iniciaron la reducción del número de trabajadores en áreas administrativas.

Pero aclaró que la planilla de empleados la conservan al 100 por ciento activa con un control sanitario recomendado por las autoridades de salud de la Federación y estado.

El sector industrial, subrayó, ha detonado este topo de acción preventiva para mantener la productividad y proteger a los trabajadores de posibles contagios en medio de esta cuarta "ola" que invade a México.

Esposa Rueda insistió que la cúpula empresarial ha recomendado a sus afiliados mantener las acciones de higiene establecidas por el sector salud en las diferentes empresas para balancear adecuadamente las operaciones con resultados positivos.

Durante esta misma semana, dijo que en varias industrias comenzarán a desarrollar este topo de acciones como ocurrió durante el 2020 y parte del 2021.